Amigx date cuenta!

Empieza a Escuchar

Voy a contarles algo de mi vida privada, algo que he cargado en mi espalda durante un tiempo y siento que puede serle útil a otras personas. Esto va pa largo y puede ser una sorpresa, un “no te lo puedo creer”, espero tengan la paciencia para leerme hasta el final.

Comencemos por donde se debe comenzar, por el principio. Uno sabe cuando las cosas no van bien, cuando hay una segunda lectura, cuando las migajas de Hansel y Gretel comienzan a aparecer, uno lo sabe, comencemos por aceptarlo, UNO SABE que algo no cuadra en la escena.

  • Cuando estas viendo una película y uno de los actores o de los extras mira a la cámara, sabes que algo se escapó entre los dedos,
  • cuando mirás a los ojos a tu hija y le preguntás si todo va bien y te dice que si pero vos sabés que cuando ella aprieta los labios de esa manera es porque alguna cosa no se está diciendo,
  • cuando la mirada se baja,
  • cuando el cuerpo deja de hablar,
  • cuando la mano evade a la otra mano,
  • cuando el amigo con quien estás haciendo negocios te dice “fresco papá, esa plata no se pierde” y vos sabés que se va a perder,
  • cuando te mirás al espejo en la mañana y sabés que la tormenta se te está notando en la mirada,

En que se resume todo? en que debemos darle importancia a nuestra intuición.

Dijo Einstein alguna vez ” la mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que le rinde honores al sirviente y ha olvidado el regalo sagrado”.

En las investigaciones sobre aprendizaje empresarial se habla de cuatro etapas intuición, interpretación, integración e institucionalización y cada una depende de la anterior, o sea que cuando el conocimiento se institucionaliza realmente se esta tomando lo más relevante y valioso de lo que tu intuición te dice; a donde quiero llegar con todo esto?

Sencillo

Párele bolas a sus “tripas”, los norteamericanos se refieren a esto como “gut instinct”, no es bobada, no es embeleco, no es drama gratuito, no es “el que las hace se las imagina”, no es nada de eso; la mente va recogiendo migajas y cuando se hace necesario se activa un proceso en el que todo esto se recoge y en tu mente algo hace CLICK ! y ahí está tu respuesta.

Dónde está la clave? en que no llegués a ese análisis a posterior, que no caigas en “si todo estaba allí porque no hice nada, porque no me creí?”, no…. precisamente el llamado es a confiar en tu piel, en tus tripas, en tu instinto, en tu sabiduría.

Yo muchas veces no lo he hecho y luego me doy golpes de pecho, pero también he seguido mi instinto varias veces y he dejado que esa información se convierta en acciones y decisiones y he acertado, la clave está en las migajas, la mirada esquiva, el mensaje, el tweet, la actitud corporal del cliente, la tendencia que viene desde otro sitio del mundo, los datos sueltos que cuando se unen forman grandes verdades son nuestra mejor carta de navegación.

Creéle a la piel que esa no miente, amigx date cuenta!

Join the discussion